miércoles, 15 de enero de 2014

La mujer de mí

La mujer de mí

 
La mujer de mi vida
es una mujer,
además de una dama,
me llena de gotas el alma
cuando me mira,
la mujer de mi vida es
alba en mi sangre,
cuando me toca,
me libera en gemidos,
es mi puerta inmensa al universo,
tiene en mí
esa verdad de caminar juntos,
la mujer de mí.

La mujer de mi vida sucede en mí,
ella se anuncia en las noches y me vuelve aire,
su boca es un suspiro a destiempo y no hay
como encerrarle,
ella me tiene en sus manos,
ella acierta,
siempre lo hace donde sabe que vuelvo,
la mujer de mi vida es como una ola en el viento.

La mujer de mi vida tiene fundidos colores
que vagan en mi luz,
el azul que la honra es como un cielo desbocado,
su cuerpo embriaga en verde,
como hierba inspirando,
su alma exalta en sol cuando agiganta su voz,
y me dice TE AMO,
la mujer de mi vida es un hilo inteligente
de perfecto ritmo,
ella es mis palabras,
la sola razón de mi ser POETA.

La mujer de mi vida es ese beso de mi piel encendida,
ese desgarro en nubes cuando mi cabeza en su regazo,
y ella juega en mis cabellos,
y sus dedos son ese abismo al que yo
a duras penas resisto,
la mujer,
esos labios,
esos ojos que a mis ojos reflejan cuando la miran,
de mi vida la poesía,
la mujer de mí.

La mujer de mi vida se desliza como un junco,
sus caricias hacen de mí,
me toca envuelta en sábanas,
es una ráfaga a mis horas,
la mujer,
que a mi nombre escala con su nombre cuando entrega,
que resbala y otra vez,
para ser ella y yo y los dos al suspirar.

La mujer de mi vida
es esa parte de la vida que me toca,

la mujer de mi vida,
y TÚ aquí,
y tus párpados abiertos.

T de S
MRGC
Namaste