viernes, 10 de enero de 2014

Gesto de amante

Gesto de amante

 
Con gesto de amante
parece el viento
escribir en mi piel lo
que por ti deseo,
palabras que sólo yo leo
cuando estoy en mí,
cuando por ti me encuentro,
gesto que nace para quererte
cortado a tu medida,
como mis labios,
cuando un solo beso los vuelve poesía.

Con gesto de amante
parece la lluvia
guardar las horas,
flotando en caricias,
gesto cabello como en contínuo silencio,
amante de sueños, de amor y de sexo,
miradas que buscan por entre las sombras,
dedos por siempre,
manos juntas.

Con gesto de amante
parece el pasado
gozar del mañana,
conquistando el ahora,
ahora que escribo bajo las ramas del aire
y por tinta tu eco,
el eco de tu voz como remanso del agua,
ahora que tú conoces donde todo empieza,
en el corazón abierto,
en el entonces los ojos,
ahora que en el rostro la verdadera trama,
un gesto de amante entre tú y yo, en el alma.

Con gesto de amante
un íntimo sentir me roba la boca,
si tú me miras, mi voz rota,
si tú me tocas, desnudo me levanto,
gesto de amante como la luna
temblando en lágrimas por cielos largos,
gesto de versos que saben que un día
cuando la arena esté desierta, te amaré,
con ese deseo lejos discreto,
como esa hoja de reposo claro,
con esos besos que se abren, y nada más.

Con gesto de amante
mi corazón emprende
lo que mi larga sed, ya sabe,
que después de todo, desde antes de antes
eras tú la que en mi cuerpo palpita,
tú, la que naufraga en mis labios,
la dueña de mi sangre siempre tú,
la de aguas abiertas,
la de en todos los lugares de todas partes,
cotidianamente tú,
gesto de amante adonde nadie va,
donde sólo tú, donde acabas.

Soy la curiosa llave concedida,
y tú, el tiempo que es uno, que es nuestro,
y un gesto de amante nos observa en el espejo,
y un gesto de amante nos ama en laberinto.

T de S
MRGC
Namaste