domingo, 12 de enero de 2014

Entonces te amo

Entonces te amo

 
Si por amarte nacen las rosas,
entonces te amo,
rodeado de letras me descubro ante ti,
como una puerta que me invade de tus ojos,
como tu nombre que me navega
hasta llegar a un beso,
si por amarte ruedo entre la lluvia,
entonces soy tuyo
desde la raíz hasta las ropas.

Si por amarte el otoño todo
lo confunde de hojas,
entonces te amo,
con un amor a veces hierba
y otras, pasión erizada,
como un camino que de flores
o piedras palpita en aromas,
así te amo,
como el agua en el silencio,
como una sola gota que simplemente cae,
esperando.

Si por amarte un hilo invisible
nos sostiene de ternura,
entonces te amo,
con un amor que la voz desgrana,
como las aves en grave vuelo,
así el amor que este hombre
siente en las manos,
corriendo como río,
reposando como sangre,
una línea de razón y amor desnudo,
y en tu nombre y en mi nombre un mundo,
como dos alas amantes rendidas en poemas.

Si por amarte yo digo amor y tú dices,
cada palabra mía te trae,
entonces te amo,
con esa costumbre de sobre mis ojos encontrarte,
con esa mirada que sólo tengo al amarte,
escribiendo tantas cosas en mis terribles papeles,
que este amor es un amor que deja huellas,
porque eres dueña de mi sentir,
que este amor es la rutina lenta del viento que me llena,
porque eres TÚ, cuando sólo nosotros dos.

Si por amarte el amanecer se encadena a la tarde
y la noche se ilumina,
entonces te amo,
con un amor mojado, extendido, yaciente,
un amor que le pertenece a las caricias,
un amor que llega a tus ventanas,
abriéndolas,
abrigando tu pecho,
un amor que nadie puede contar,
siquiera imaginar,
porque somos sólo TÚ y YO en el lecho,

un amor rojo, ráfaga de flor,
un amor pronto que los labios aprisionan.

Si por amarte el amor supo disponer
nuestro camino,
entonces te amo.

T de S
MRGC
Namaste