domingo, 19 de enero de 2014

Del velo del alma

Del velo del alma


Si me pidieras que definiera
en pocas palabras al amor,
te diría que se reproduce
contínuo en mis sentidos,
te diría que lo percibo claro en la naturaleza,
detrás del velo del alma.

Detrás del velo del alma
las hojas crecen en días,
se limpia el sendero de mis versos
y es sonora mi risa,
detrás del velo las caricias
saben a candor de la mirada,
a la carta que presientes esperando
que despierte mi nombre en ti.

Es mi alma mis brazos que quisieran cobijarte,
es mi paisaje el regazo de aquietar mis
manos en tu rostro,
detrás del velo estoy a tu lado para llegar
a ti en un poema,
que te diga simplemente TE AMO,
que caído sobre tus hombros sea la realidad que se impone,
de estos dedos que te sienten,
te escriben y te recorren.

El alma de mi alma te extrema en tu boca,
suave como el sol te mira y al mirarte
es cresta en tus párpados que derrama,
¡oh lágrimas que despiertan y hablan
pero palabras parecen!,
¡oh tan sólo silencios que mi alma
enamorada sola entiende!

Detrás del velo del alma
con mi corazón en la mano,
mi latido es la noche,
mi derroche entreabre mis ojos como agua fugitiva,
de ternura infinita,
de guaridas de luna,
de umbrales callados,
de nosotros sin máscaras
detrás del velo del alma,

¡detrás del velo del alma
quisiera saber si a solas, en mí has pensado!

Es mi alma mis labios sellados con un pañuelo de seda,
es la tibieza de la luz que arde entre
aquella sombra y tu cuerpo,
es el albor primero de los besos,
es el aliento que busca tu boca
como entrando el deseo,

detrás del alma el velo que crujir hace al viento.

Detrás del velo del alma,
donde quiera que vaya,
mis ojos,
tus ojos,
y nada más.

T de S
MRGC
Namaste