lunes, 2 de diciembre de 2013

Una excusa de amor

Una excusa de amor

 
Una excusa de amor se ha vuelto mi amor,
un beso en el viento que llegará a ti,
que te dirá lo que siento,
un sin fin de alas y sin embargo tan cerca,
tan cerca de ti mi amor, si yo hubiese sabido,
si por una vez atrevido a seguir aquella cometa,
otra hubiese sido tu historia,
otra mi promesa,

una excusa de amor,
una flor he traído para ti,
una rosa en capullo que tiene grabado tu nombre, siempre,
que guarda mis deseos en pétalos,
por ti, solo por ti,
mi mundo distinto que aún no he podido hallar pero sé que es en ti,
en tus ojos, en tu piel,
libre de surcos, vivo de sol, traza de amor, corazón en pinar,

una excusa de amor,
¡he roto los cerrojos de mi casa y por ti,
hacia tierras extrañas hasta hoy, voy!,
voy sin saber ni cómo ni cuándo,
en pos que me rescates del naufragio de blanca luz,
de sentarnos en copa de viejo vino a contemplar el mar,
a besarnos dulcemente a conquistar,
por la cumbre de tu sexo,
de la rima de mi aliento por toda tu piel,

una excusa de amor,
de mi amor por ti, mujer,
mis labios se vienen aves y quiero volver y vuelvo,
vuelvo, a tus horas, a tus vacíos de silencios y mi abrigo,
a las cenizas de lo que pudo ser,
a los fantasmas del amor,
al solar de ese futuro que sueño juntos, tú y yo,
mi excusa de amor
como esa canción que aún no tenemos,
como mi cabeza en tu regazo,

una excusa de amor, por tanto y tanto tiempo,
no me des tu cuerpo, alimenta mis sueños y mis deseos de ti.

T de S
MRGC
Namaste