lunes, 16 de diciembre de 2013

Paisajes del viento

Paisajes del viento


"Te extraño,
aún guardo en mí ese fuego
que fue misterio en tus ojos,
como la luna sin su velero,
como ese agua que jamás podrá calmarse". 

Las sierras son innecesarias a mis sueños,
las paredes amanecen,
atardecen y tú siempre allí
entre los versos fingiéndote mi mirada,
en los labios aún puedo hallarte en cada palabra,
como guardarte gota a gota
para hacerte noche y alba y ocaso y otra vez.

Una mujer llueve camino a casa,
siempre la misma rutina,
en mi alma se mete desnuda
cayendo suavemente por mi cuerpo,
esa mujer es tempestad,
me rinde por un beso,
me sumerge dentro de sí,
me cautiva,
es un deseo intenso,
es como si volara de un lado al otro
ciego y amordazado,
no puedo verla pero la siento,
quisiera hablarle pero tan sólo tengo mis pies descalzos.

Te amo sin pensar,
aunque estés lejos
te pienso sin perderte,
no hay distancia para estas ganas,
te pierdo en mi cama para segundos más tarde
hallarte en cada sueño,
te hallo en mi piel, en mis adentros,
en mi entrega,
sé que pertenezco a tu querer.

Sentado en una plaza suelo a veces
respirar los abundantes jardines,
y soñar despierto entre tantos amores en torno a mí,
esos que se miran llevando toda una vida juntos,
los que comparten un café,
los que esperan siempre a la misma persona,
los que usan el mismo sombrero
y juegan con las palomas,
los que convencidos están que esa suave brisa es la causal
de la caída de las hojas de los árboles,
de los juegos de los niños por las tardes,
de los dibujos frente a mí cuando te busco
y camino despacio.

Creo que más que te extraño,
es en la travesía de tus manos en donde encuentro mis pensamientos,
alejados senderos entre el suelo y las ramas,
cuerpos cediendo,
torbellinos rebeldes,
raíces apasionadas.

Creo que más que te extraño,
aún me rozas cuando me nombras,
aún mis labios escuchan tu voz
cuando tu piel voy recorriendo,
mientras las nubes descansan,
y las almas abrazan,
y mi amor por ti en los paisajes del viento.

Creo que más que te extraño,
me mezclo en los versos de su poeta y su musa.

T de S
MRGC
Namaste