viernes, 1 de noviembre de 2013

No temas

No temas

 
Nacerás en mis bosques, así,
emergiendo en mis manos,
como la marea que combate a los
agonizantes despojos, así, despertando
asustada, como pasajera repentina del viento
en torno a las olas del tiempo,
dormirás reclinada en mi sombra, aquí,

nacerás en mis bosques, tal vez,
en la copa de sangre que vierten mis alas,
como los miedos y la pluma que derramo
en tu mar, balcón de quizá que la tarde
abandona en mis pasos, como el
palpitar de un regazo, que golpea intenso en mi
a veces, detenido corazón,

nacerás en mis bosques, mi razón,
aproximada a mis palomas contenidas de vuelo,
a los sueños que secuestran el aire desnudo
de hojas, a las flores de lluvia rescatadas en follaje,
te volverás paisaje, y en un río de brisas te
vendrás mi boca, tus palabras mis labios, nacerás en mis ojos,
como el ombligo de mar que has de encontrar en mi tierra,

nacerás en mis bosques, su estrella,
como la piedra sigilosa que agrieta los cielos,
como los deseos que nacen de los silencios
enredados en centinela, así, como las
promesas húmedas de voluptuosos árboles,
nacerás en mí, callada, envuelta en luz, fábula inmensa,
y serás la reina sin noches invisible de arenas,

nacerás en mis bosques, laberinto de llaves,
¡no temas!

T de S
MRGC
Namaste