jueves, 14 de noviembre de 2013

Lágrimas de ti

Lágrimas de ti

 
Rescátame de crecer sin haber
crecido, y de las alfombras de insomnios
que penden de mí cuando me cuelgo,
cuando te sueño, cuando mis deseos se
vuelven palomas de humo, y en
una botella arrojada al mar, mi esperanza.

No me apetece nada salvo descansar en
tu vientre, anudarme a tus sentimientos y
derramarme en tu cuerpo sin luna y tan siquiera
el sol, rescátame del amor y del paso de los
años que sólo alimentan los besos que no te he dado,
y del instante más allá de los espejos, y la razón.

Rescátame, no quiero tu amistad, quiero
ser el aroma que descubres en tu cama cuando
despiertas, y las auroras que en las playas desnudas
cuando me encuentras, y el ocaso y el ancla que
descansa en ti cuando me nombras, y la sombra
que se tumba a tu lado, como un amante leal.

No es mi intención amarte acabando el otoño,
recibiendo el invierno y así vez tras vez sin ti, no
quiero horas sin tu cuerpo y regresar y aprender
de la soledad, no quiero, sólo deseo ser en ti
de ahora en más, quiero la verdad de tu aliento
y ser tus momentos, y saberte enamorada de mí.

Rescátame, fracasa conmigo,
nada está escrito ni predeterminado, quiero ser
tu destello de felicidad, tu naufragio, tu oportunidad,
tu mañana y ver que te vistes para mí,
encender tu cigarro y caminar de tu
mano en silencio o hablando,
¡qué más da!

Ya no veo ni el cielo ni las estrellas,
mi alma ha salido huyendo directo a tu corazón,
como una hoja seca, sólo lágrimas de ti.

T de S
MRGC
Namaste