sábado, 2 de noviembre de 2013

Después del amor

Después del amor

 
Después del amor, el viento,
después de cada hoja que desnuda
su árbol, prefiero caer en ti,
después de los espejos que dibujan nuestros
cuerpos cuando la pasión nos encuentra, te pierdo,
después de la costumbre de sentirme
de ti enamorado, una flor,
después de una mirada de silencio en
mi ventana y de un adiós, la espera,
después de las estrellas cuando a la noche te siento, la nada,
y vuelta el alba otra vez, con su brisa y desnudez,
con los reflejos de alientos y pasionales deseos y una
rosa en la mirada,
después, siempre después,

después del amor,
contemplo radiante el despertar del lucero,
después de las tardes, el desmayo,
y un ocaso en la piel que no tiene piedad de mi voz,
- ¡ven aquí, es hora de hablar! -,
de lo que espero de mi vida,
de las quimeras que duran en mí un segundo,
de tantas y tantas cosas que he dejado en el olvido,
de la verdad y del dolor y de la inocencia de tus brazos
cuando estás aquí,
y de lo que dura tu aliento cuando me besas,
después de la tibieza de ser quien soy y del amor,
del amor después del amor,

después del amor, tus labios,
los sueños de infinito en los límites de mi cuerpo,
y mi corazón que vibra cuando la vejez se avecina,
de lo que aún intento escapar,
intentando aún imposibles,
y algún que otro molino de encuentros,
después, después del amor tu amor
podrá parecer el último trago y sin embargo,
te habrás de equivocar,
después del amor seguiré ardiendo como antes de ti en ti,
rojo de luz de sabor caramelo,
y en cielos cumpliré mis promesas,
y me vendré en llamadas creciendo en ti, así mi urgencia,
sangrando y renaciendo en tiempo contigo,

después del amor, tú,
¡si, ya sé,
no somos niños
pero, qué más da!

Después del amor,
el amor no interrumpirá lo cotidiando,
no se consumirá el regalo de saberte mía cada día,
no me importará el espanto de los que no entienden el amor de dos
enamorados, no me quedaré quieto, me sabré vagabundo de tus secretos,
me vendré tuyo,
después de mi amor tu amor,
despues del amor, mi vida.

T de S
MRGC
Namaste