miércoles, 2 de octubre de 2013

Y yo escribo tu nombre

Y yo escribo tu nombre

 
"Mi razón me pide
una razón,
y yo escribo tu nombre".

La noche llega a mi hoja en
blanco como un cielo,
de cenizas arruga los árboles
por las ventanas,
las nubes acaban en puñal
golpeando mi corazón,
y la razón como un rayo me
incendia en silencios,
y redondo me arroja desnudo,
entre tu nombre y la pared.

Mi alma enturbia mi garganta,
¡te quiero, te quiero!,
en todas partes te encuentro, te pienso,
te miro al acariciarme,
te presiento al imaginar tus besos,
te deseo cuando respiro,
me acuesto en ti cuando
adormezo y despierto,
si codicio algo es tu entrega,
si repelo, tan sólo tu ausencia,
si pudiera sospecharte algo corpórea,
abriría los ojos.

Gota a gota mi óleo suelto
se va de mis manos,
escapa mi voz por mis gestos,
¡me cuesta escribir!,
¡tu amor está en el aire!,
las musas tienen su castillo y las ramas
de arena me despojan de mí,
¡ay si pudiera vestir sorprendido!,
¡cada sombra es un sendero que recorre la luna!

Mis labios son un murmullo que despierta
y a modo de suspiro confían en la piel,
es el principio de las palabras
que hacen vidente tu nombre,
tu nombre que crece en el viento
y reconocen las puertas,
tu nombre que es un rincón asomado a mi balcón,
¡vengo a verte! - parece decirme,
¡vengo a encantar tu sangre de tiempo!,
¡vengo a que aceptes que me amas!,
de vida y no en pedazos.

Mis manos descansan en mi íntimo,
mi desvelo y espero son el cántaro que me lleva,
mis brazos en gozo a tu vuelo,
mi cuerpo abierto a nuestro encuentro
donde tu nombre es la forma verdadera,

¡escríbeme con otra desnudez y
abandona el agua!,
¡descúbreme más allá de tu mirada!,
¡atraviesa mi pensamiento en blanco
hacia el verso que es la vida!,

y yo escribo tu nombre.

T de S
MRGC
Namaste