lunes, 7 de octubre de 2013

Tú y yo un amor imperfecto

Tú y yo un amor imperfecto

 
Por saber de la vida me sueño en los sueños,
y me atrevo y me caigo, y las más de las
veces no entiendo el absurdo de los cielos
que se van en promesas, entre latidos de
estrellas y nubes de quizá,
¡cuán cruel la verdad que como
destello de felicidad se muestra!

¡Discúlpame mi amor!,
ya lo sé, no soy el más valiente de
tus amores, ni siquiera ese caballero
que ha de rescatarte de las feroces fauces del
dragón, en altas torres apenas, apenas un hombre que como barca
suele saber tanto como la luz que lo guía
y otras, naufragar en un mar en calma, por vivir, por la
simple apetencia de seguir,
¡fueron tantas tantas las veces en
que me derramé en llorar y llorar!

¡Así es mi amor!,
las emociones que me inundan
el interior me desnudan ante ti, y se queman las
tardes de luna que anidan en mí sin que tú te des cuenta,
y mi niño duerme tibieza, cuando tus ojos se tiñen
de inocencia, y te muestras ante mí como mi
nostalgia, y se empequeña mi mundo entre ángeles e historias
de olvidados amantes, entre miedos y esperas.

Ya me ves, aquí estoy, a veces descanso
en tu rostro cuando tu mirada se vuelve ventana
y mientras, tú juegas con un cigarro en tu boca,
y Dios arroja mi sombra a las alas en mariposa,
y sigilosa mi boca cae en tus labios, un beso o dos
o tal vez más, y me suelto a tu ropa y a tus huellas,
¡dime mi amor!,
¡acaso el ruído de infinitos y tinieblas
y ojalás sin respuesta!,
¡dime si podré al final del final morir en tus brazos,
partir en tus ojos y ser!

Tú y yo somos un amor imperfecto,
¡somos la diferencia que se atreve a la libertad!

T de S
MRGC
Namaste