martes, 1 de octubre de 2013

Te me ocurres

Te me ocurres

 
Te me ocurres,
por eso te escribo,
quizá porque sabes
que te pienso, tal vez
porque te reinventas
en mi nostalgia, con trazos
invisibles te pinto en las
paredes y te escribo,
y cae la tarde,
y cien olas de nubes vuelan en torno a la luna,
y las ramas acarician el viento
con voces de lluvia y tú te me ocurres,
por eso te escribo.

Nada está sujeto a mis labios pero tú estás aquí,
te suspira el aire a modo de rayo
y te me ocurres,
entregándote en virginal memoria,
en árbol repentino y asomado,
te escribo con versos que golpean puertas,
con hojas que caen del alma,
con caminos que se convierten en tinta, y
cielos en pájaros
que hacen dulce tu presencia.

Te escribo y te me ocurres,
y vago entre el silencio y el torrente interno de ser en ti,
y mis manos son alas sin plumas,
y de mis dedos brotan pañuelos que se agitan en el vacío,
soy un niño entre todas las gaviotas,
juego con mi sombra sin encontrar el exacto
sitio en donde estás, y te escribo,
para poder recoger las últimas horas,
para que me baste ser mendigo, y te me ocurres,

te me ocurres y te escribo,
como una corriente que se hace arroyo y me conmueve,
como esas miradas que arrastran los techos mojados,
como los silencios cenizas de arcoiris,
y te me ocurres,
y al escribirte mi propio corazón es tu propio corazón,
y el tiempo me clava en ciertas letras,
y la poesía me abandona tan sólo por un instante,
ese momento en que te pienso y te me ocurres ...
y te escribo.

Te me ocurres y te escribo,
soy un poeta de las distancias.

T de S
MRGC
Namaste