jueves, 3 de octubre de 2013

Simplicidad

Simplicidad

 
"La importancia de la alegría
es difícil, como difícil es
enseñar a concebir la vida
con la mirada de un niño".

Namaste

Nunca digas, al amor verdadero
no le importan los obstáculos,
nunca esperes, no es bueno ser
fanático de lo imposible o lo prohibido,
el amor es ese ruido de tu voz interior,
es cerrar los ojos,
¡no se convoca al amor!,
el amor es un héroe que dirá presente
cuando quieras ser, y no puedas.

Un niño colecciona momentos,
su aroma anuncia su llegada,
sonríe, él sabe que es fuerte y que tendrá
la misma fuerza mañana,
no cree en mitades,
cree en esa verdad que lo hace imaginar una espada
y salvar al mundo de todos sus males,
su amor completa lo que por su edad le falta,
se derrama cuando es preciso,
se hace libre cuando alza sus alas,
el amor para él es una boca defendiéndose en poesía,
no tiene prisa,
él sabe que la frontera está en su corazón.

Hay muchas formas de ser feliz,
particularmente la que a mí más me gusta
es reconocerme barro,
no hay mejor medicina que el fuego de la verdad,
esa verdad que ilusiona,
esas palabras que imaginan,
ese deseo que es esperanza y cuenta más que la vida,
volar buscando el centro,
mirarme en la luna y estar satisfecho.

Me encantan los abrazos,
las cosas importantes no son cosas,
querer dejándome querer por una rosa,
motivarme con el agua,
animarme a ser aire cuando en un instante
inspiro al sol,
besar despacio,
reir alto,
amar intensamente, perdonar rápido
y caminar lento.

Me gusta ser fiel y persistente en esta tarea
de no olvidarme de vivir,
mi niño aún colecciona momentos,
el primer amor,
la primer persona que me gustó,
la primera vez que hice lo que nunca imaginé,
cuando intenté y perdí pero luché,
los riesgos en mis horas de debilidad,

¡nunca digas no puedo cuando quieras ser,
que tu niño te enseñe a mirar!

(Quise escribir un poema,
el silencio me invitó a irme a vivir a mi imaginación,
y terminé soñando el mundo que quiero).

"Simplicidad, al amor no se le imponen leyes".

T de S
MRGC
Namaste