domingo, 20 de octubre de 2013

Rastros

Rastros

 
Hay rastros tuyos en todo
lo que escribo,
será porque te siento
en la distancia.

Puedo olvidarme de los límites,
pero no de las fronteras de tu cuerpo,
a mí el amor me gusta sin adjetivos,
no me importa lo lejano,
menos aún lo imposible,
si vibras es que estás,
si me llenas es porque vives,
si me sonríes, es que tú también sientes lo mismo.

Siempre me pongo a buscar otras formas de morir
y termino enamorándome de ti,
es como si mi alma estuviese tatuada en tu piel,
como si mi amor comenzara siempre allí,
donde escuchas a tu corazón,
donde se atan mis besos de aire a tus labios.

Dime si te encuentras en mis letras,
porque si lo haces,
es que aún hay tiempo entre tus manos
y las mías. Mi poesía es mi tormento en tu ternura,
el suave ritmo de mi silencio en tu universo,
el eslabón a lo eterno cuando Romeo se demora,
y en el balcón un manojo de rosas para que no me olvides.

Te lo diré una vez más,
hay rastros tuyos en todo,
alguien dijo "que los sueños son
de quien los escribe y de quien
se atreve a soñarlos", bien,
tú eres mi complicidad,
mi mirada llena de ganas,
escribir en ti es entregarte en cada rima pedacitos de mí,
si no lo sabes, acostúmbrate,
pienso en ti aún con la mente en blanco.

Te amo porque te amo,
tú y yo somos el mañana que sembramos juntos,
cuando por fin entiendas que el mundo no gira
a nuestro alrededor, me encontrarás en tus ojos,
y es ahí, justo ahí cuando el amor ganará la batalla.

El pasado y el amor nos acechan,
los rastros nos atraviesan,
nos pueden,
nos esperan.

T de S
MRGC
Namaste