lunes, 7 de octubre de 2013

Poblado de alas

Poblado de alas

 
Tienes ese alma dispuesta
a ser rocío, y ese pétalo
que es luna sobre la mesa
de noche, y el TE QUIERO
que me ve cuando la lámpara
está apagada, y esos dulces
besos que se esconden
sin preguntas,

¡apresúrate!,
en mi cuerpo está tu amor,
¡éstas son tus manos!,
recoge mis hombros y desciende,
despierta temblores en mi piel descubierta,
¡apresúrate!

Desnudo, tímido,
me ahogo en la fortuna de sentirte a mi lado,
tus palabras se columpian en mi sombra,
nada se mueve en torno a ti salvo TÚ,
que avanzas y retrocedes,
que te acercas como imaginando,
que tranquila te remansas como esperando,
¡apresúrate!,
dormido el viento vuelve inmóviles los pájaros,
¡te siento!

¡Cúbreme de ti y toda entrega!,
indefensa como naciendo
y anclando en mi deseo,
¡apresúrate!,
cuando yo cierro los ojos voy de un lado
al otro como si todas tus voces me llamaran,
como si mis nubes se deslizaran por un campo de flores
y simplemente se dejaran,
¡apresúrate!,
sabrás que te deseo y que no te deseo, así es mi cuerpo,
mi silencio por la mitad.

Tengo miedo de necesitarte,
tengo urgencia de oirte,
tengo la desenfrenada búsqueda de hallarte,
para rodar en tu mirada,
para saberme entero de tus caricias,
para inocente de llamarte AMOR, me disponga en tus labios,
¡apresúrate!,
tu nombre me nombra a través de la penumbra,

¡y todo se ha poblado de alas!,
¡apresúrate!

T de S
MRGC
Namaste