martes, 22 de octubre de 2013

Hazme el amor

Hazme el amor

 
Hazme el amor
en clara evidencia de lo cotidiano,
como si mi vida fuese una sumatoria
de palabras llévame a tu mirada,
derrama vino en mi cuerpo
y cae en mi boca, junto al abismo de
tus labios, silenciosa y enredada en
mi árbol dime que me amas,
quebrando mis ramas y detenida en el
aroma salvaje de mi piel,

hazme el amor,
tus blancas colinas erguidas, en mis ojos,
tu entrega labriega de mujer, en mis noches,
tus rosas indecisas sin límites, en mi aliento,
tu sexo, unido al crepúsculo de mis ventanas, cayendo en mí
encendido en gajos de sol y de luna, deseo en mitades
errantes de estrellas, algunas, riendas de luz vueltas locura,
otras, niña tempestad, remolino que acarrea,

hazme el amor,
y desgarra mi corrazón como el viento a la espiga,
llévate mi vida por la ansiedad que pariste,
aléjame de todo no más, quédate abierta a mi rocío,
me bastará tu lecho para mi libertad, llegar a tu ilusión
y acogerme a tu voz falta de pájaros,

hazme el amor,
tenme, ten sed, acorrala mi mar con tus alas,
desnuda mis gotas al temblar y mientras tanto yo,
soltaré amarras de las barcas que tus nubes muerden en mí,
hazme el amor y acostúmbrate a mí, te oiré desde lejos,
mi vuelo no te tocará, cerraré tu boca con un poema
y sin promesa mediante te pediré, hazme el amor.

T de S
MRGC
Namaste