viernes, 18 de octubre de 2013

Haremos el amor

Haremos el amor

 
No hacen falta las palabras,
el aire seduce a las gotas,
la lluvia corre por el gris
jugando a ser presencia
y la luz respira pájaros,
como un dibujo que emigra
desde el papel arrugado que es el cielo.

El amor es la misma hora,
cuando toda mi alma y todo mi cuerpo
siente en nosotros, o no siente,
y tú piensas en el trabajo y la falta de dinero
y yo, yo en esperarte, en decirte que TE QUIERO,
en recostarme a tu lado,
aceptando que eres TÚ, quien me convence de ello.

No es secreto que TE AMO,
mientras crece el silencio, bajo mis pies
las piedras amanecen como si quemaran de repetente,
como si todos mis poemas se perdiesen junto a tu mirada,
y tu nombre fuese la eterna rima que brama,
como el alba que da paso a nuevos caminos,
porque la vida, nuestra vida comienza todos los días.

Amarte desde la ausencia no es lo que deseo,
me cansa inventar distancias donde el miedo
debate con el coraje, si usar el traje del infinito,
si arrojarse líbremente al abismo
abrazando el vacío de atreverse,
quiero un amor que se abra de improviso,
que atraviese los ríos, que me quiera.

No me sobra el tiempo,
no quiero más un solo minuto sin ti,
déjame que te escriba y que mis letras te lleguen en alas
de mariposas, porque eres la tinta que me derrama,
el amanecer cuando estoy perdido,
la vigilia de mi viento y mis manos,
y mis labios que te esperan.

No hacen falta las palabras,
la luna solitaria está abierta en mi ventana,
la brisa pregunta por ti, a mi alma,
una pequeña estrella se posa en mis ojos cortando mi aliento,
un suspiro se ahoga, lo siente mi cuerpo,
y me acuerdo de ti,
tengo una lágrima por testigo.

En el jardín de los brazos prófugos te espero,
haremos el amor
hacia donde el amor nos lleve.

T de S
MRGC
Namaste