viernes, 4 de octubre de 2013

Es suficiente para mí

Es suficiente para mí

 
Donde comienzo es donde
termino, mis sueños me
mantienen en todo,
todas las piezas caen en el mismo
lugar cuando llegas y me miras,
es suficiente para mí.

Andando de tu mano
sin límites establecidos,
voy sembrando el camino de ojos
indiferentes a su travesía,
la misma brisa parece despertar más
temprano toda vez que me tocas,
el mundo sigue intacto pero distinto cuando sonríes,
es que en tu piel no me es igual el sol,
ni el color de las flores ni el dolor,
ese silencio de encontrarte existe para hacerme libre.

Si por ser hombre me volviese ave, y tú por mujer
un momento, te miraría profundo hasta callar
de sed, hilo a hilo me vendría la rima de tus versos,
me deslizaría a través de tu aliento como granos de arena,
y sin playas, ni mar, ni cielo sería la respuesta,
donde hay ninguna parte para elegir,
y así salvar el alma.

Donde comienzo es la calma,
esa apetencia de seres ensoñados de empeños
y locuras y ansias, a la deriva de continuar,
como contínua la necesidad de protegerte,
y sentir que puedo hacer algo,
y estar vivo,

donde termino es donde escucho tu propia melodía,
como un incesante acto de amor,
de entrega,
de paciencia de penetrar y encuentro,
de descubrirme, ¡te quiero!, y cuando digo TE QUIERO
me refiero a ti,
y a la estrella que está por encima de ti,
y al cristal que separa los besos que no te he dado,

¡te quiero!, ¡puedo volar!,
es oscuro debajo de las piedras pero no me importa, ¡puedo volar!,
la medida nunca es lo que digo,
mucho menos lo que prometo, la medida es lo que hago,

¡te quiero!,
el día de mañana y de mañana y de mañana,
hora a hora, paso a paso, tras día y día, ¡te quiero!,
y estar a tu lado aún en la distancia,

¡es suficiente para mí estar de ti enamorado!

T de S
MRGC
Namaste