jueves, 26 de septiembre de 2013

Y me llama poesía

Y me llama poesía

 
Me gusta cuando me besas,
cuando tu palabra es tan simple
como el peso del aire,
cuando el amor callado y débil
como una ténue hoja me embiste,
y se adueña de mis labios,
y me deja sus paredes de viento,
y me acorrala con sus pupilas
de silencios, y me llama POESÍA.

¡Nunca podré sentir la música de mi cuerpo,
como tú, cuando acaricias mi alma!

Me gustan tus besos,
el te quise, te quiero y te querré aunque no
estemos destinados a ser,
aunque en algún lugar pueda ocurrir
un día una inquietud,
aunque aceptemos que es inevitable
el amor cuando la noche tiende su manto,
y se visten de azul tus ojos,
y mis dedos se mueven al compás de mis deseos
como queriendo aflorar en ti,

me gusta, ¡bésame!,
tan pronto como comience la lluvia,
muy cerca de mí no me dejes resistir, ¡bésame
como dando besos lentos!,
quiero saberte de maneras tantas,
quiero mi boca pertenecerle a tus labios,
¡bésame!,
aunque suene cursi o peligroso o fanático,
yo quiero que tus besos no acaben nunca,
aunque suene soñador.

¡Aunque suene prematuro, TE AMO,
la vida pasa, huye, no se repite, TE AMO!,

no será el viento cuando tu boca esté dispuesta,
no serán las puertas abiertas por tu piel
cuando mi piel y sus ansias,
no será el camino por los vastos sueños mientras tu cuerpo,
no será el tímido silencio de una sola palabra obvia
en la distancia, ¡bésame!,

me gusta cuando me besas, ¡bésame!,
tú eres a quien llamo poesía,
por quien siento poesía en los labios.

T de S
MRGC
Namaste