sábado, 21 de septiembre de 2013

Tu nombre inevitable

Tu nombre inevitable

 
Un día un poema llevará
tu nombre tratando de
escribir TE AMO, pero sin
decírtelo, y que te enteres
cuando me mires lleno de ti
y enamorado, pero sin palabras,
un día le diré tu nombre al silencio,
y estoy seguro que sabrás que hablo de ti.

Tu nombre,
que en mágica dulzura arremete en mi cuerpo todo,
que despierta en la musa que se sabe mía
besando a la brisa,
tu piel que de pétalos de rosas es mi poesía,
tú, que me buscas y te deseo,
que te amo y mi corazón te llama,
que al aire, frágil como una línea
entregas tus manos, esperándome tú,
tu nombre, a mis puertas golpeando.

Cuando la noche me sorprende en suspiros
eres ese sueño de amor,
que no repite tu nombre pero te mira,
que dice "quizá por el resto de nuestras vidas".

Un ardiente torrente de río quisiera,
para convertirme en remanso,
para que tu nombre de pies descalzos
sea un instante de la sombra cuando es
baja la voz, un azul sereno de ilusión quisiera,
para compartir lo no realizado,
para sentir el amor aún no vivido,
para gozar de nuestros labios,
para temblar de nuestros cuerpos cuando dormidos,
para que tu nombre nos pierda en el tiempo
de cada momento a todo momento, tu nombre,
que nace tímido de mí.

Un día un poema llevará tu nombre
sin que lo sepas,
y me despojaré de ropas como la sombra al aroma,
como la caricia a la mano,
y tu nombre inevitable sobrevivirá al amante,
ese amante que procede del amor y tu desvelo,
ese silencio de la carta de amor que nunca llega,

tu nombre, poema,
es lo que quiero de ti porque a ti te quiero.

T de S
MRGC
Namaste