sábado, 14 de septiembre de 2013

Mira mis manos

Mira mis manos

 
Mira mis manos, de tibia sonrisa,
de blanca colina en entrega de sol,
diciéndote aquí estoy, el traje de mi cuerpo
un poco rasgado, mis brazos cansados de
tanto andar, un camino de pájaros mis pasos
por buscarte, mira mis manos de mí,
van delante, cayendo en tu piel, ávidas de ti,

mira mis manos, de rosas por miel,
por sombras la sed, por ansias un cauce de
entrega, mis manos, crepúsculo cayendo desde
tu ventana a tus labios, con manos ponientes
que te encienden de a gajos en silencios,
por momentos con palabras que tú sabes, por instantes,
sangre rodando a los pies de tu cama, herida pero en calma,

mira mis manos, como sin cielo venido del sueño
de una estela fugaz, me clavaré en ti, como una cruz,
y mi corazón ya no dará vueltas, ya no, tan sólo
detendré mis vientos, dispersaré los árboles y le
preguntaré a las hierbas por tus hojas, mis manos, sosobra,
revuelto turbio de tormentas que me aleja de todo
abierto a ti, por ti, bastará que duermas para llegar a mí,

mira mis manos, en la ilusión de cada día seré
el rocío de las ausencias, como un viaje de voz en ecos
me vendré nostalgia cuando me llames, cuando no sepas
que decirme mira mis manos, emigraré de tu alma
como una flor nocturna, seré la ternura que acaricia tu pelo,
que te desnuda en deseos y juega con el universo entre
el agua y el sexo, mira mis manos, escribiré tu nombre con gotas de lluvia,

mira mis manos, como si el beso esperado te cerrara sin más la boca,
como un laberinto mira mis manos, bohemio estoy de ti.

T de S
MRGC
Namaste