lunes, 23 de septiembre de 2013

Encuentro

Encuentro

 
El deseo amoroso a mi
cuerpo trae después de
cesado el viento,
cae envuelta la noche en
momentos que de mi
pecho cuelgan,
como una voz cuán íntima
caricia recibo los besos de tu
alma de poesía,
y libres mis brazos, piensan,
y despojado y desnudo, te encuentro,

"somos tú y yo,
sabiendo que a mis sueños tu despertar alimenta,
cada instante es eterno sintiéndote,
cada vez que mi corazón late,
le susurra al viento un TE QUIERO".

Guardo un silencio para escucharte,
la brisa mira al cielo a fin de poder pintarte,
¡píntame!, dices, en un tono invadido de recuerdos,
¡píntame con sólo suspiros!,
imaginando hasta no poder,
esperando hasta llegar tarde.

Miro el reloj como si mirarlo pudiera
depararme una sorpresa,
y amarte como un ave que ha sabido
de palabras aromadas,
y hallarte baja y amarte ahora,
temblando en tus labios y deshaciendo
mis dedos poco a poco,
ahora, desbordando en tus ojos con mis ojos,
en tu boca, en tu dulce y hermosa vuelta,

"todo de ti me llena,
la bruma en plumas,
los besos de la lluvia,
la inocencia de los para siempre entre tu vida y mi vida".

Para siempre,
¿podría amarte luna si no existieras?,
¿podría seguir amándote si la vida fuese otra?,
tu voz,
tu mirada,
tus palabras, tus labios,
¡no quiero más nada que tu amor,
ese amor que sólo tú vibras,
el amor de solamente tú y solamente yo!,

"y libres mis brazos, piensan,
y despojado y desnudo, te encuentro".

T de S
MRGC
Namaste