miércoles, 18 de septiembre de 2013

Cuando callas y me miras

Cuando callas y me miras

 
Cuando callas y me miras,
tu aliento casi se puede tocar,
tus ojos se abrazan al vuelo de lo que
tu boca tiembla, parece cerrarse tu alma
emergiendo del mar, como un sueño
en mariposas, melancolía vuelta distancia,
cuando callas me arrullas,
con un silencio de luz tenue y casual,

cuando callas y me miras,
no es cierto que migran las aves, no
es verdad, en mis cielos el ocaso escribe
TE AMO con tus nubes, tu color es mi aroma,
mi sombra te quiere mía, como mío el infinito
y el vino que vierto sobre tu piel, cuando
callas y me miras, mujer, atardecen mis sueños,
mi voz grita en la brisa, como un agua nocturna
mi orilla muere, a los pies de tu arena,
entre las rocas y mis manos,

cuando callas y me miras, soy un hombre descalzo,
sin viento y pensando, enredado entre mis pájaros y tú,
y camino largamente, corro libre, como un Dios en abanicos
desbocado, ardo, llameo, me incendio herido por la
nostalgia de mi cuerpo, porque TE AMO, a pesar de los pinos
errantes que persiguen mis días, a la niebla en palomas
que pende de los ángeles, a la vela en estrellas que abandona
a mi barco, yo TE AMO y amanezco, mis besos son un ancla
que en tus muelles, la luna suele aquietar,

cuando callas y me miras, te encuentro niña al amar,
frágil en frutas, desnuda en trigos, alegre de alas,
ansiosa de hebras, porque cuando callas tú juegas,
juegas a las escondidas con el remanso, te acercas a mí,
te alejas, y cuando miras, cuando miras te vienes delirante
embriaguez de olas, te sonrojas y te sueltas, se acelera
tu corazón y descansas, cuando miras y te
callas, el sol cae en racimos recién nacido de ti, y me amas.

Me amas, me llevas dentro, tú posees mi voz,
como cuando estás atrapada queriendo escapar,
como cuando sueñas con que alguien te libere.

T de S
MRGC
Namaste