miércoles, 18 de septiembre de 2013

Café solo por favor

Café solo por favor

 
Antes de mañana caminaré
despacio, lo haré de pronto
por donde deba esperarte,
la prisa será mi cuidado,
una flor toda mi voz esparcida
por el aire, caminaré igual que
antes y me dará poco que piensen
lo que piensen,
no estoy cansado, sólo observo,
no es mi silencio, es que no quiero perder,
yo quiero caminar por dentro.

Tras alguna puerta o en algún rincón
sé que descubriré el rostro de vos,
¡tan llena de nostalgia como mi bienvenida!,
¡de tantos colores tu piel como
mi abrazo lleno de sombras!,
y concurriré a tus sueños porque
no más quiero estar en ti,
y te miraré como se queda la noche
al cerrar los ojos, así.

Creo que se nota demasiado que TE AMO,
toda vez que empiezas por decir tu nombre
yo lo acabo por ti,
¡no me preguntes nada, nada digas!,
extiende tu mano, tu mano extendida como
un viejo a un mendigo, así,
y sabrás que siempre estuve contigo,
que nunca me fui,
que los dos nos conocemos
desde cuando los papeles no sentían,
desde que entender sin nada hacer era todo el tener,
era la vida, - ¡café solo por favor! -

Mi servilleta padece mi garabateo,
aunque me porte como un hombre ante ojos
que no importan ¡sé que lloraré!,
ahora somos tres, mi palabra, mi deseo de ti y yo,
y caminaré, y lo haré antes de mañana,
y lo haré despacio,
y lo haré concentrado intentando repartir pequeñas
dosis de felicidad, ...

gritar que TE AMO bajo el sol,
esperar que la luz de la luna brille en mis labios,
que no me dé verguenza estar perdido en la acera
como en una ciudad desierta, y sentarme en el cordón
con mis pies descalzos en la calle,
ponerme nervioso y ruborizado ante un HOLA inesperado,
caer de espaldas repleto de letras
y reir y reir y reir sin excusas, así.

Sé que nunca volveré a este lugar
por el resto de mis días,
odiaría no volver a sentir lo que siento,
a no encontrar este encuentro y los dos tomados
de la mano, - ¿otro café Señor?, ¡no, gracias!,
¿qué le debo? -

T de S
MRGC
Namaste