miércoles, 14 de agosto de 2013

Viajero

Viajero

 
Viajero quieto, a veces dormido
o lento de pasos, sosteniendo al mundo
que me acerca tus ojos, piel con piel
y mis manos, como resplandor de una
ilusión aquí en mi sueño, aunque sea un
solo instante de nubes y lluvias,

viajero tarde, que huye del viento
sentado a los pies de tu cama, tu cama,
destino que despiertan fantasías que suenan,
como el dictado igual y distinto de las olas
del mar, por tu mar, por tu alma, por esa
palabra entre nosotros que es tan difícil decir,

viajero, queriendo desenredar esta madeja de amor,
colgando en el umbral de tu puerta, un papel blanco
donde no esté escrito “imposible decir adiós”,
y con rumbo confundido sé que iré a tu encuentro,
haciendo gala de un silencio, naciendo de cada
tiempo sin ti, a prisa del sol, con traje claro de luna,

viajero, de la noche, que no puede ser de aquí sino de ti,
cuando tu cuerpo termina en voz, y me llama,
cuando abres los brazos y tus labios acaban - “¡te esperaba,
esperaba por ti, sálvame de nuevo, como aquella vez
que escapaste de mi intención, queriendo sin más, llévame,
transparente por tus sueños, hazme de ti!” -

viajero, la luz a ti ofrecida,
tú sabes que la vida no es lo que tocas, sino lo que
te atreves, que tus ojos son tus huellas, que andas
por lo que sueñas, que dejas todo y te arrojas sin más,
porque eso es el amor, estar allí, parado ante ti
con besos que desgarran y tú, desnuda,

la arena donde te rindes, viajero,
cada día al despertar, tu nombre,
tu cuerpo en mi espejo, mi mayor deseo, TÚ,
como un ángel caído en ti,

viajero, en un abrazo de sombras casi me atrevo a decirte TE AMO.

T de S
MRGC
Namaste