sábado, 17 de agosto de 2013

Tres palabras

Tres palabras

 
Oigo contar en cascadas ruidos
que ruedan, y me despierto por
encima de mi rostro con mis
manos buscando,
que si la brisa nace de las estrellas,
que si el camino que me lleva
siempre durmió dentro mío,
oigo sobre el sueño un breve paraíso
que sabe a ti.

De los polvos del fruto,
de las eternas musas soy soplo,
y me derramo en vibración y versos como savia,
y me desangro en la perpétua aventura de enamorarte.

Mi suerte está echada,
mi esencia es una hoja lenta que me vuelve niño
y amante y hombre y poeta,
y un suave ocaso que pierde su luz,
¡es tan débil el baño del sol cuando descansa!,
busco tus labios en cada suspiro,
desnudo tu aire turba mis ojos,
busco tu amor cuando te nombro,
¡te busco, te quiero mía!

Mi tiempo es ingrato,
mis ventanas esconden mis ansias,
me vierto cada vez que me llamas,
me contento con ser alguien, queriendo ser tuyo
en todas tus horas,
que me sientas en tu alma,
que de gajos de ternura sean tus silencios,
que tus momentos se llenen de mí,
que me ames, liberada en mí que me ames, como yo a ti.

No quiero tener límites al desearte,
mi corazón no debe callar lo que calla,
no quiero saber y no saber nada sin ti,
y en tus manos deshojarme,
y en mi tronco seco tus nuevas hojas,
y en mis alas tus rosas,
y en tu mirada mi sueño,
dibujando el mismo sueño que una vez nos imaginara.

Tres palabras, ... amor mío, espera.

T de S
MRGC
Namaste