jueves, 29 de agosto de 2013

Si pudiera llorar

Si pudiera llorar

 
Si pudiera llorar lo haría sin mi cuerpo,
me volvería río azul y me poblaría de
plumas como un ángel herido, herido
de ausencia, por no estar a tu lado,
con manos que sangran desnudo y
muriendo en el otoño que vives,
deshojando tu piel en lamentos porque
no entiendes, porque no comprendes, si
pudiera llorar crecería súbitamente en ti,
con ojos llenos de lágrimas,
en silencio, caído en tu luz ,

si pudiera llorar, llegaría a la raíz de
tu dolor, como el viento me volvería niño
y te diría ¡cobíjame!, ¡hazme tuyo otra vez!,
si pudiera llorar como ayer, un relámpago
libre se quedaría en ti, en tus labios, en tus ojos,
mis versos serían rocío como el crepúsculo
cuando golpea al corazón, ¡y tendría razón!,
morirían las ventanas, las estrellas se
correrían en velos vez tras vez, los
umbrales se despedirían de las piedras
y como la hierba o el junco, ¡aceptaría que toda
lágrima es en sí misma una verdad!,

si pudiera llorar, si un árbol me llevara a
cuestas en su copa, si mi sombra se volviese
melancolía y la vida, mi vida, cobrara sentido
por solo estar a tu lado, si renaciera un día
sin temer a los recuerdos, y los cielos
prohibieran las sonrisas de todo aquel
que no lucha por lo que quiere,
si cuando llueve, por gotas de nubes yo
creyera un manantial de sueños, y me
atreviera a sentir como un último suspiro,
si pudiera llorar olvidando el camino,
muriendo lentamente, arriesgando lo
incierto por un deseo, o dos o varios,
y los años, si volver a ti fuése un regalo
que de vez en cuando se me permite, si
pudiera llorar lloraría, por no saber qué decirte,

¿cómo hablarle a tu boca cuando tus
ojos me reclaman?, ¿cómo besar tus labios
si me pierdo en tu mirada?, ¿cómo sonreírle al
silencio cuando eres tú, quien ahora llora?,
¿cómo llevarme tus miedos, cuando sigo siendo
un soñador que se resiste a despertar?,
¿acaso el mar?, ¿acaso las sierras?,
si pudiera llorar, si pudiera detener el tiempo,
invariáblemente en ti.

T de S
MRGC
Namaste