miércoles, 14 de agosto de 2013

Razón de amor

Razón de amor

 
¡Qué razón tiene el amor! cuando el
amor conmueve, como el cristal cuando
llueve, y se viene desgranándose en
lágrimas, ¡qué razón cuando las hojas
secas! se derraman en agonía,
por un amor que se ha perdido, por un
encuentro y un
ojalá que es tal vez o es quizás,
como un árbol cargado de celos,

¡qué razón tienen los cielos!, cuando el
amor es mucho más grave que la razón,
cuando cambiar no sirve de nada,
cuando niegas mirando un páramo,
sacudiendo tu piel,
estremeciendo tus manos, ¡qué razón tiene el amor!
cuando un cántaro es toda la verdad,
cuando caminar es iluminar la pobreza,
cuando la tibieza es tan solo una palabra,
una caricia, una complicidad de puertas abiertas,
¡qué razón la de las estrellas!,
se precipita la vida cuando no nos atrevemos a amar,

¡qué razón tiene el amor!,
si por quererte yo quiero descubrirte en un valle,
desnudarme en ti muy adentro,
porque el amor es un barco,
que viene y se va dejando, pájaros en el puerto,
deseos de un día tal vez,
un hombre y una mujer, era de noche,
ya hace algún tiempo,
él se volvió viento y como un aliento que todo
lo desborda le dijo TE AMO, ella,
ella absorta en sus pies descalzos,
en un quebranto de golondrina,
cual si fuese una rosa herida sangrante en su pecho,
le dijo MUERO POR TI MI AMOR, por ti muero,

¡qué razón tiene el amor!,
dentro de mi corazón te vienes agua,
como un manantial ardiente,
a la orilla del abismo misterioso de lo eterno,
como un ave en pleno vuelo vencedora de tu alma,
fugitiva de la mía, ¡qué razón la de la vida!,
en mi sombra se destaca tu figura,
en la luna, gajos del sol cuando amanece.

T de S
MRGC
Namaste