lunes, 12 de agosto de 2013

Mientras tú suspiras

Mientras tú suspiras

 
Bésame,
no tengo rostro si no me
besas, quiero el lento
presagio de tus labios,
quiero el después,
el cómplice y húmedo después
de tus mejillas, bésame,
se altera mi boca con tu silencio,
mi amor es un destino en un
momento y tú, y siempre tú, bésame,
¡te toca a ti rescatarme del olvido!

La pasión de mi cuerpo me apura,
las palabras deseosas de tu
penumbra se hacen gotas en la voz,
mi voz que en vano intenta evadir
la flor de tus llamas, y mis ansias,
y mi último suspiro, ¡ay bésame!, bésame,
la distancia no es mayor para que no
encuentres mi alma, para que me llenes
de tu corazón, para caer en ti sentido como un soplo,
como esa tarde en que nos miramos y sin saberlo, el amor,

bésame, hacia el final del viento yo aguardo por ti,
y te acaricio como a mis sueños, por si decides quedarte,
y te miro como si fuese para siempre,
grabando en el aire tu nombre, bésame,
¡de pronto quiero estar contigo,
y hacer el amor contigo,
y llamarte amor mío mi amor!, bésame,
yendo a tu lado te quiero,
y mi cabello desvelado a tu costado
por los besos que no me has dado,
por los besos desenredados que invento a diario por ti,

bésame,
me he querido tu manantial por mirarte,
por sentirte, por tocarte,
por ser el hombre que sabría
amarte en un beso, en un beso tuyo,
en un beso que tú me dices TE AMO y yo te digo,
nunca me fui de ti,

bésame,
y que besar tu boca no me alcance,
y que tú me ames sea nacer en un deseo, otra vez,

bésame, y entonces mi piel mientras tú suspiras.

T de S
MRGC
Namaste