sábado, 31 de agosto de 2013

Lo que fuera

Lo que fuera

 
Lo que fuera,
por volverme el aire de tu piel
en gajos, porque me sobren los
ojos y los labios, por hundirme en ti,
yendo y viniendo, de cara al cielo
y tú, tú rendida sobre mí,

lo que fuera,
por estar tendido en un beso de
temblor, por un amor ingrávido que
me haga tu amante, que te vuelva mi amada,
por vibrar en tu mirada y pensar lo que tú quieres,
que nos encuentre amando el alba,

lo que fuera,
por terminar más allá de tu cuerpo,
por querer el reto de repetir venciendo
las estrellas, por sentirte cerca, delante,
llena de abismos y detrás, dejando sobre el mar de
tu hierba, la arena invisible simiente del después,

lo que fuera,
por renacer cada vez que empiezas,
por esa hermosura tuya que abres, cuando me amas,
cuando te entregas, por conquistar muy dentro de ti
tus dones, por el espejo complacido que deshaces,
como las mariposas y las nubes, cuando quieres que te espere,

lo que fuera, por que me arranques el corazón,
¡ay de mí, mujer!, quiero despertar en cada uno de
tus cielos, quiero el silencio de mi pecho cuando me
ofreces tus latidos, quiero ser como agua de río, que sin
mirar y sin tocarte te descubre, quiero la forma de querer que
tú me quieres, que es dejando que mi querer te quiera,

lo que fuera,
entre auroras y lunas, tú, desnuda, yo,
ascendiendo de ti hacia ti misma.

T de S
MRGC
Namaste