jueves, 1 de agosto de 2013

Frágil

Frágil

 
Frágil, como una rosa que en
los brazos del sol, a veces
tiembla, sutil, como la siembra
en llamarada, cuando una mariposa
es una sombra que la consuela,
estela, que no dice nada pero en
su fugaz paso, roba deseos por si acaso,
desnuda al tiempo como deshojando al alma,
en hojas de sueños y ocasión,

frágil, como el corazón de árbol de
otoño convaleciente de espinas,
de heridas talladas en nombre del
amor, ¡como si el amor pudiera escribirse!,
así de frágil las horas tristes, cuando te
vas y no vuelves, cuando mi mano queda
tendida esperando por tu mano que
solo la entiende, como la piel cuando llueve,
como el camino de los pájaros
y del viento y de las nubes,

frágil, como el canto de un hilo de agua,
como el alba, cuando hablo por ella
y ella habla por mí, como sentir la voz
afligir cuando pienso en ti y solo la
ausencia, así de frágil la querencia,
de la muerte que no espera,
de las estrelladas noche en vela
por tu hierba, por tu sangrienta luna,
frágil como la ternura, cuando mil gotas
de rocío no pueden acariciar, no encuentran,

frágil, como la puerta abierta al amor,
bajo el cielo de promesas y dolor que
todo amor trae consigo, porque amar es
ser un frágil río, rebelde, salvaje, constante,
distante de los brazos, desgarrado en un
quiebre de labios, frágil, como un racimo
en brote de deseos, como un sendero ebrio
que desata a llorar, que rompe en silencio,
así de frágil los encuentros, y desencuentros,
¡no me dejes libre!,
¡deja que mis manos corran por los secretos de tu cuerpo!,

frágil, así me siento cuando caigo en ti,
tú eres la tempestad de mis sentidos.

T de S
MRGC
Namaste