jueves, 29 de agosto de 2013

Desde antes de conocerte

Desde antes de conocerte

 
Desnúdate para mí,
pero hazlo despacio,
con mis manos hambrientas de caricias,
marcha por los relojes sin prisa y
provoca en ti mis temblores,
los días empequeñerán,
pasajeras se vendrán las noches juega con tus
cabellos y mírame derroche,
verás humedecer mis labios,
descolgarás el tiempo inmutable, y como si
fueses un agua que huye del pensamiento,
me dirás - ven aquí un momento -,
corre tras el sol y cae en mí,

desnúdate para mí,
arrástrate sin ser hasta que dejes de ser
mujer para venirte palabra vacía de trajes,
sin piel, solo de ida el pasaje saliéndote
del camino entre mi pecho y tus ansias,
desnúdate de fragancias,
yo espero por ti desde antes de conocerte,
desde el amor que acecha hacia la vida
que no deshojas, me vengo el hombre
de amor completo, y tú, tú el deseo,
el deseo de un amor libre de prisión,
un amor de grandes ojos de manantial de pura piedra,
desnuda para mí todas tus hierbas,
y ligera, envuelta en luz,
necesítame sin argumentos,

desnúdate para mí,
yo pasaré con calma por las ropas
arrumbadas en el suelo, desolaré tu sonrisa,
golpearé tu frágil entendimiento
y en un beso de amarre,
quebrado y herido vacío de sueños,
me fundiré a ti,
desnúdate y desnúdame,
la luna apenas movediza poblará tu mar,
mis barcos serán un susurro,
un aroma a café descenderá por nuestros cuerpos,
y los cielos bajarán del viento
como un aliento de lluvia en hilos,

desnúdate para mí,
los pinos lanzarán erizos,
su copa destilará sangre,
una nueva sombra tendrá el fuego,
de cenizas la canción,
las raíces un Dios de plumas,
la ternura una aurora ciega,
la lentitud una lámina de estrellas,
desnúdate, muéstrate bella, más bella que de costumbre,
yo te miraré como un tesoro arbolado que se balancea sensual,
desnúdate casual, y déjame en medio,
me vendré de pronto, mi amor perderá el juicio
de los prejuicios y la razón,

desnúdate para mí, tú, desnúdate mi amor.

T de S
MRGC
Namaste