lunes, 29 de julio de 2013

Y descubrir

Y descubrir

 
Quiero caer entre silencios,
entre palabras,
y despertar en sueños
para poder ver, ...

y descubrir que un árbol tiene por
tronco a un manantial de deseos,
que sus raíces son cicatrices de todos
aquellos que se atrevieron al amor,
que por ramas, brazos apuntando al sol,
que por hojas, suspiros de los que esperan,
que sus rocíos son lágrimas
de quienes no pudieron hablar,

y descubrir que el cielo es el mientras tanto
de un hombre y una mujer,
un acopio de momentos curvos que hacen al mundo
un imperfecto y herido valle, que a veces sangra
por los paisajes, que otras su corazón encuentra
el camino de regreso y entonces lo eterno,
y el destino, y el aire que sujeta mi mano a tu mano,
el cielo como un andar descalzo,
entre sentirse sereno y lo imposible de ser,

y descubrir que el querer es no tomar distancia,
es la consecuencia de la fragancia de los abrazos,
es un viejo mago que no ha cambiado sus trucos
y sigue sacando gordos conejos de su galera,
es la suerte del arte que se revela,
es una semilla que quizá nunca llegue
pero entiende que debe recorrer el sendero,
porque querer es un barro y un poema,
un barro que irrumpiera de pronto en tus manos,
un poema que quisieran las aves recoger,

y descubrir que mirar
es la primera vez que extiendes,
que después te acostumbras
y ya no llueve la sorpresa,
por eso debemos mirar siempre
por vez primera y después partir,

mirar cuando era como vos y me enseñaste,
cuando la libertad supo a más que una palabra,
porque mirar es echar de menos,
es jugar en serio a las escondidas,
es la vida para que no la olvides,
es una nube cuyo graffiti, ya nadie pinta en las paredes,

y descubrir que una caricia siempre es el prólogo
de una caricia que no ha llegado,
es una piel sin amparo,
es el amor del tiempo,
es el pretexto del invierno para desearte,

quiero caer entre silencios,
entre palabras,
y sentir como te adentras en mí,

y descubrirte, y descubrir.

T de S
MRGC
Namaste