lunes, 22 de julio de 2013

Somos

Somos

 
Late el paisaje cuando en alondras
de amor, el sol parece descansar
en los caminos del río que desborda,
cuando hablas y apagas el contínuo
dibujar de las nubes, cuando las palabras
no son el final y se confunden,

somos las hojas,
cuando todo ya es nada, cuando el sueño es
el momento sin hacerle caso a la utopía,

rendida la luna, jugando entre miedos
y milagros, por donde tu luz es tan
profunda que inunda mi razón, mojando mi
corazón y todo alrededor, y la noche que
trepa bajo los árboles sin estrellas, y como un
consuelo acaricias el aire, repitiendo mi nombre,

somos los cinco minutos,
en que nos permitimos no pensar, y naufragar en un
mar de besos y caricias, de alguna manera,

por tener que olvidarnos,
cada vez que dijimos amarnos, ¡abrázame!,
cada vez que el aliento no fue cascada, ¡llora conmigo!,
cada vez que el destino no supo a tu piel, ¡mírame!, ´
¡quiero el arrebato de los días con nuestras propias
cobardías, pero contigo!,

somos lo que nos resta por sentir,
¡tú me dices que me necesitas,
y tal vez sea lo único que yo quiera oir!,

por acariciar un lienzo con nuestros colores,
y jugar a querernos así sea por un instante, como esa
verdad divagante que a veces en el aire dejamos escrita,
como un vendaval que pasa y con nuestro cuerpo
arrasa, dejando en ruínas a la pasión y al amor,
tan sólo restos de una brasa,

somos, tú y yo somos el más mínimo de los pudores,
que a veces desaparecen a fin de camuflarnos en manos,
y la vida al pasar, una de dos, o la luz o la sombra,

como ir andando sin norte,
de ti, el hombre, a ti, un tiempo sin tiempo enamorado.

T de S
MRGC
Namaste