lunes, 29 de julio de 2013

Sentido

Sentido

 
Mi cuerpo es el viento,
siente como vaga entre
sueños y deseos,
como escucha en tus brazos
mientras me piensas,
y tu boca a la que el amor encuentra,
y tus ojos donde descansa el amor mío,

el viento es mi alma y mi alma,
el son de tu silencio,
es insistente como mi desvelo
me lleva libre hacia ti,
entre trozos de cielo en alguna nube
tal vez rezagada,
y en mis ventanas la neblina de tu prado en piel,
una sierra de ti, mujer, agitando las ondas de la voz,

ruedo dispuesto a encontrarte porque tú ya sabes,
en el camino,
en mis días de lágrimas,
en el ánima que hace un nido mientras espero de ti,
mientras te espero,
y el resplandor del sol es diligente,
y mi vieja amiga la luna es risueña a mi mesa,

me siento a caminar por los rincones,
como tantas noches,
lejos de ti y de mí,
a mitad de dos umbrales que debaten
si entrar o quedarse,
dos sombras de un mismo lado,
como ser un extraño de mí mismo, ¡qué raro!,
un afán de ti me devora y por momentos nada sé,
y el viento muy cerca de mi ocaso,

es cierto, los muros se desmoronan,
los suspiros de las rosas parecen balcones,
¡como si todo fuese polvo y a la vez ensueño!,
hay árboles iguales al agua,
hay madrugadas durmiendo bajo las gaviotas,
hay consuelos que se arrastran,
hay miradas muy dentro de los ojos,

en un trozo de papel mi mano garabatea una escalera,
por un instante siento que para llegar hasta allí,
te necesito,
y entonces todo tiene sentido.

T de S
MRGC
Namaste