jueves, 4 de julio de 2013

Puerta de mis sueños

Puerta de mis sueños

Le he robado el aire al alba
y todo mi reposo y tu desenfreno desafío,
recostado en los ríos, tendido en
el esfuerzo que a diario el cielo,
ceñido en la prisión que a veces la luz,
¡la puerta de mis sueños prendida de estrellas,
detenida en tus ojos, descalza en tu ser!,

le he dicho sin decir a tu cuerpo
que es hora de reposar en mi fuego,
dejar surgir los valles salvajes de tus manos
y entregado a ti, caer en tus cabellos,
llevándome sin miedo hasta tu cama,
contigo, como un hilo de sangre que
sólo tú enciendes, como la verdad de la
puerta de mis sueños, vagando
entre mis manos vagabundas,

le he dicho a mi libertad que entre
más arriba y más abajo estás tú, justo al lado
de los gajos de goces, entre mi plena desnudez entera
y la puerta de tus sueños que mi alma descarna,
¡deshojas tu piel, mi aliento te cubre!,
¡tu apariencia es la de un libro de hojas blancas!,
estás ausente de amor pero dispuesta,
la puerta de saber quien eres,
más acá o más allá de la inocencia,

le he pedido a las sin palabras que pases frente a mí,
y te detengas en mis labios, y me toques,
y guíes mis pasos hacia ti, y alivies mis ojos
como si llegaras de todas partes a la vez,
tú, mujer, de piel enamorada y vidrios rotos
acaricias mi rostro y entras en mí,
¡mi amor maravilloso!, te alejas de mí para
poder regresar una vez y otra vez, a la
hora en que el sol y nosotros dos, como un
murmullo descuidado de amor, encontramos
una rosa herida viviendo en las nubes,

le he dicho al hombre que marcha a tu lado,
que hay jardines que ya no tienen sueños,
que hay puertas que no se abren, que contra
un muro de álamos hay nidos rendidos, descalzos y sin amor,
¡la puerta de sus sueños se cubrió de otoños!,
¡el agua se encadenó a los pájaros que ya no vuelan!,
y la puerta es un sueño de hojas secas,
un adiós de silencio, un amanecer que se sueña en el paisaje.

¡Aquellos sueños, amor mío, de niños dormitando!,
no hay nada que nos detenga salvo,
la puerta de los sueños,
cuando la luna se aleja de los árboles.

T de S
MRGC
Namaste