lunes, 29 de julio de 2013

Pero me acuerdo de ti

Pero me acuerdo de ti

 
... y del amor,
que nublaba mis labios en un
instante, y me cubría sin dejar
apagarse el anuncio de tu sexo
en mi alma, el fluir de tus aguas,
estos versos de tus caderas y la
cadencia de tu rebeldía, entre suspiros
y sonrisas a un tiempo de mis manos,

y del amor,
y de los pasos en palabras que
arrojabas en azar por cada beso, y
de los silencios que temblando, descansabas
en mis hombros, y de tu rostro y el mío,
agitando la piel, murmurando en gemidos,
imposible paisaje fundido en colores,
memoria y deseo, locura exaltada,

y del amor,
remedando el aire de impulsos de
llorar, cincel que modela en el oásis
de tu aliento, cuando caías en mi
envuelta en vigor, en blanca aurora,
en nubes de sol, ardiendo en derredor
de todo mi cuerpo que eriza, ráfaga en
mis olas, derramada en mis sábanas,

y del amor,
adonde el vértigo de la razón te
despojó de las ropas, contemplando
el vuelo de aquellas cosas que
aprendieron nuestros nombres, tú, la
mujer de flores abiertas y labios a robar,
yo, gotas en lágrimas, profundo
sueño de tu corazón y del amor,

y del amor,
y de las fugaces horas que resbalaban
entre tu boca y mi boca, y del rocío de tus
senos, de sentirte mucho cuando mis
caricias me encuentran, y del aire que va
a tu aire, y de mis secretos a por tu mar, allí, donde
el susurro de la vida, allí, donde la puerta abierta por ti,
y del amor, ¡todo cuanto me he atrevido, sabe a ti!

T de S
MRGC
Namaste