sábado, 13 de julio de 2013

Me duelen las ventanas

Me duelen las ventanas

 
Me duelen las ventanas,
late en mí el desvarío de un
paisaje, me rodea con su vuelo
una paloma que parece erigirse
como resultado del cielo, mi
cuerpo desnudo sufre tu sueño,
mis alas como amantes, te atraviezan entre
tu piel y tu alma, cuando duermes,

me duelen las ventanas,
en tu muelle el dolor me acerca a ese hombre que
renace cuando repites mi nombre,
cuando me buscas, en mi cama aún
persiste tu conquista, una a una tus
caricias vibran en la sangre de mi vigilia,
en tus ojos que en mí, descansan, cuando te asomas
a la sombra de mis manos en soledad,

me duelen las ventanas,
se agotan mis palabras, ¡cada verso es tu
recuerdo!, como haber perdido la luna y
buscar tu reflejo en la arena, me dueles,
princesa, ¡tu amor está clavado en mi corazón,
te reclamas en flor!, hacia donde mi vida se llena
con tu aroma, ¡donde vas yo voy detrás de ti!,
me dueles cuando el nosotros no emerge de tus aguas,

me duelen las ventanas,
me enredo en las cenizas del ocaso que se
apaga, los desiertos que conquisté, hoy se
han vuelto orilla de los ojos de mis ríos,
¡un silbo se encadena en mis cristales!, ¡creí escuchar
tu voz!, ¡creí reconocer tus pasos!, me duele el grito
mojado de un ave que aletea cerca, las estrellas parpadean
en lo alto, mi llanto son las hojas del otoño al que perteneces,

me duelen las ventanas,
me quiebro pensando en ti,
en ti, lo que te debo de amor, lo que me debes de amar,

me duelen las ventanas, por no verte y amarte.

T de S
MRGC
Namaste