lunes, 15 de julio de 2013

Línea de principio

Línea de principio


Decir casi lo mismo es no
pretender más que mirarte,
conversar con tus límites,
ensayar tus tonos y acompañar
tus palabras
suponiendo el ritmo de tus
apartados labios, esos infinitos casos
en los que el autor me autoriza a
saltar sobre tus manos,
escultura de tu gusto literario,
evidencia de que hay puntos que nos encuentran,
inclusive en la censura,

casi lo mismo es la noche dulce exhausta
de literatura, es el objeto que referencia
la ficción, es vibrar en admirado corazón
cuando tú silencias, cuando yo,
soy la cita que aparece en un texto con un
TE AMO por firma,
decir, que me recuerdas por ser tu ciudad urgente,
decir que por mí te vuelves eterna a la edad de las ventajas,
lo mismo no traspasa la esperanza,
la sujeta renunciando a la rima, mostrándose tercero
en una historia de dos,

decir casi lo mismo en el amor,
un imperio controlado por la propia sensibilidad,
de tu piel la verdad, esa que ocultas porque peligra el
haberla enriquecido demasiado,
de tu cuerpo la certeza, la tibieza de dos amantes entrelazados,
como dos únicos versos que sobreviven,
tú, una quimera que hechiza,
yo, una ilusión cayendo como fruta madura,

casi lo mismo con los mismos ojos ante la misma luna,
y los mirlos reposan,
y las flores les roban a las palomas su brisa,
y la lluvia con su extraño secreto de ternura,
casi los mismos sueños anhelados,
casi la misma música despertando nuestro paisaje,
con un beso azul me recibes,
me realiza tu cielo y tu atardecer constante,

¡decir que sabes a cuántos ríos de tinta han hecho fluir mis poemas!,
y hoy estás aquí, como una línea de principio,
la aurora del árbol que despierta,
el alma que no sabe, más sueña,
inquieta de imposibles que por entre la gotas mira,
sin tormentas ni vientos, sólo poesía,

porque eres el sonido que se abre,
el cuento que los ramajes cuentan,
decir casi lo mismo,
un vago palpitar de estrellas,
una senda que se pierde,
mi voz y tu voz en la niebla.

T de S
MRGC
Namaste