sábado, 13 de julio de 2013

Línea azul

Línea azul

 
Pienso en tu corazón
con mis manos rompiéndose
en ataduras,
con sentirte
cuando te miro, y en la simpleza
de mirarte jugar con las palabras
que no dices,
con la noche que te quedas
sabiendo que me perteneces,
con un corazón al que prometes y al prometer,
desnudas cada rastro que sólo tus sueños
pueden reemplazar,
como la piedra que esculpes al volar,
como cada paso que das,
en la tinta roja sangre de mis silencios,

así tus momentos,
imagino que se trata del azar como la meditación,
de pronto juegas con la sospecha de la razón
perdiéndole el respeto a la rutina,
y así resulta que danzas creando
al contínuo vibrar de tu esencia,
y picas con las armas del arte,
y mueres en las formas que desvanecen,
y palidece la memoria de tu cuerpo y te vuelves otra,
y no enciendes la luz, ¿para qué?,
no necesitas saber si está bien o mal,
no tienes que usar vestidos, no hay nada formal,
ese corazón y esas manos
hablan de ti y de mí,

¡míralo!,
no se comparte, no tiene mérito y sin embargo
late como un eterno mensaje en una botella,
¡sus manos resisten al rescate!,
¡sus heridas esperan por alguien
que vuelva a escribir otra nota!,
el amor que liberas cuando creas y provoca,
el amor que hay en mí cuando por ti escribo,

¡que tus manos me lleven cerca, apenas de tu comienzo!,
¡que en el lienzo de mis poemas puedan tus piedras caer,
y ser la magia que nos hace!, a ti,
como esa mujer que siempre logra resolver los extremos,
a mí, un labrador de sueños, de cierta manera,

corazón, ¡nunca escuché una canción tan pura como tu nombre!,
dijeron que buscas un niño, ¡mira mis manos!,
te diré hacia donde vas pero no levantes la voz,
atraviesa mi camino y quédate aquí.

Pienso en tu corazón con mis manos
rompiéndose en ataduras,
un día, una línea azul será suficiente, entre tu voz y mi voz.

T de S
MRGC
Namaste