viernes, 26 de julio de 2013

Las mariposas de mis sueños

Las mariposas de mis sueños

 
¡Y ahora me dueles!,
en la piel de tus caricias,
en el blanquecino aliento de tus
palabras, tu caminar descalza
en actitud de entrega, tu labriega
silueta salvaje de otros tiempos,
el delgado hilo que separa tu decir
de mi sentir, tu amor, de mi pasión
invisible por tu nombre,

¡y ahora te escondes!,
en una luz de pájaros,
entre gajos que forman tus ojos,
como si desnudaras mi rostro o acaso
cayeras en mis labios, como si nacieras
y murieras forjándote en piedras y a la
vez, en una rosa bella coronando tu pubis,
!en mi cuerpo de mujer ansiaré sin
límites tu dolor infinito, tu fatiga!,

¡y ahora me dices!,
yo soy tu brisa, envolveré tu crepúsculo
y daré vueltas y más vueltas en torno
de tu alma, por mí perderás la calma,
la solitaria muerte del fuego,
¡engáñame un poco al menos!,
¡dí que me quieres como ayer, quizás
un poco más!, el sol crecerá de pronto,
resurgirán las flores y en un extraño juego
de luces, la oscuridad se vendrá alba,
como yo lo deseo,
hacia donde tú tanto quieres,

¡y ahora en mi, llueves!,
tu amor tiñe el atardecer en pétalos de
sombras, tu silencio acosa mis brazos,
mis manos en tempestad buscan tu
humedad, las heridas de tu viento,
¡oh vida de mis senderos!,
¡oh cielo de pañuelos blancos en nubes!,
tus árboles laten en mis aves,
para que yo te mire con una
mirada que no es mía sino tuya,

¡y ahora huyes!,
como las hojas de tu último otoño,
y caen tus aguas como por una
enredadera, y tu voz vuelta hoguera
de un corazón que emigra en deseos,
¡los míos, los que alguna vez!, sentirte
a por mi ser es viajar en besos como brasas,
como un náufrago en el mar de tus orillas,
caricia tan distante y tan mía,
inclinado a ti como cuando te amo,
en la primer estrella,

¡y ahora despiertas lenta!,
en tu amarre de ojos ciegos y profundos me
sentiste, aún me sientes,
¡he venido a dormir en tu vientre
las mariposas de mis sueños!

T de S
MRGC
Namaste