sábado, 6 de julio de 2013

En pequeñas barcas

En pequeñas barcas

¡Ay amor!,
el amor que tengo que tú
tienes que me abraza,
¡ay amor que nos separa!,
que nos hace nuevos y nos condena,
que nos desangra en cada estrella,

¡ay amor!,
si tú me olvidas, si mi luna se volviera
roja como el otoño en mis ventanas,
en pequeñas barcas me verás, escapando
de tus labios mas no de ti, ¡ay amor!,
en cada día en cada hora si me buscas
me encuentras, por ti la puerta abierta, ¡ay amor!,

¡ay amor!,
para este amor el "ven conmigo" no alcanza,
ni siquiera las noches que desnudan al río,
ni las llamadas brisas cuando tu monte gime,
cuando mi árbol clama, ¡ay amor si me regalaras el alba!,
si tu vida y la mía duraran más que las manos, que
las miradas, si tu amor cuando te toco,
fuese la fruta fresca cuando mis aguas,

¡ay amor!,
aún más cuando te veo en mi pecho recostada,
cuando siento tu piel en mi piel derrumbada, cuando
mi voz tiembla por el silencio de tu cuerpo, cuando
tu amor me llama a través de mí, recobrando el tiempo,
¡ay amor!, si tú quisieras, si me atreviera, si la distancia
se acortara con un beso, ¡mi mujer desnuda y yo,
yo tu hombre secreto!,

¡ay amor!,
nos hemos encontrado, nos hemos perdido,
nos hemos recorrido labio a labio, sueño a sueño
nos hemos sentido, ¡ay amor!, yo no pido a la
vida explicaciones salvo tu amor, ¡ay amor!,
bajo tu piel sin cesar, bajo mis brazos, ¡ay amor!,
¡ay mi amor!

T de S
MRGC
Namaste