martes, 16 de julio de 2013

Cuéntame

Cuéntame

 
Cuéntame,
que es largo mi corazón
en tus brazos,
que no hay luna cuando hace frío,
que todo se hace silencio cuando el
amor une los cuerpos,
el tuyo y el mío,
como el rastro de una mirada
fácil como la de un niño,

cuéntame,
soy tuyo como de nadie,
la edad que en ti se pierde volviendo sed
a mis labios,
las hojas del árbol pequeño en las que vive
un hombrecito, chiquitito de sueños
de cuento de cuando tú estás conmigo,
y tu piel de ojos cerrados,
y yo te miro enamorado,

cuéntame y acaricia mi pelo,
y mírame descansar en tu dulce
respirar, y con tu media voz retrata
mientras todo sucede,
la nada de tu vientre y mi vientre
cuando los dos nos entregamos, heridos,
desprendiendo deseos a punto de llorar,

cuéntame,
hazlo lenta en mi sombra hasta que un destello
me alcance, como un laberinto
en cenizas repite y repite mi nombre,
y la cotidiana historia despertará ante ti,
la de un hombre y una mujer a quienes depara
un tiempo, como un guardían de los libros
que custodian el cielo, un alma en dócil cerradura,
tardía por el olvido de una tarde,

cuéntame,
que caen los versos del estante,
que ocultan las noches el ancla de los abismos,
que los espejos repiten el viento del azar,
que el mar es un paso sin remos a las pirámides,
que los paisajes no tienen ni principio ni fin, ni
inmóvil aire al otro lado del tapiz, cuéntame,

que nadie nos mira tras los barrotes del destino,

cuéntame y traza un sueño,
quiero la gracia de ser tu poema vivo.

T de S
MRGC
Namaste