domingo, 21 de julio de 2013

¡Cuánto espejismo!

¡Cuánto espejismo!

 
¡Cuánto espejismo!,
¿o será que viajo en forma
transversal, moviéndome en
péndulo entre lo que creo,
lo que quisiera, lo que sueño
y lo que veo?

Anoche tuve un sueño
que fue de mañana,
rodé entre caricias de caracol,
el amor aterrizó en un laberinto
de ángeles, no pude más
que decirle adiós, a mi razón,

anoche sufrí el desengaño
de un olvido, como río caudaloso,
entre ser personal y
recuerdo una voz bajó
del cielo, no quise más
que escapar de mí,

anoche fue que sentí
que los espejismos me traicionaban,
¡todo tiene un valor cuando yo no estoy
dispuesto a pagar!, hasta la suela de mi calzado
sabe de amar, ¡cuánto espejismo entre las calles,
ay cuánto espejismo tan natural!,

anoche fue que creí
no sentir lo que siento al despertar,
¡ropa de abrigo vente conmigo!,
¡mirada cómplice quiéreme llevar!, no quiero más deshojes
de margaritas, no quiero me digas simplemente que si,
cuando me quieras amar,

¿sabes?, a veces mis dioses no despegan sus pies del suelo,
y me dejo devorar por las necesidades de la rutina,
y me olvido de batallar la vida con palabras,
trazando líneas que atraviesen los muros, para estar más allá
de estar vivo, como un alba escondida
y mil excusas para no estar contigo,

anoche, anoche derrumbé las diferencias,
anoche resquebrajé la fachada de tanto y tanto espejismo,
y como un eco lejano me abracé al amor, ese amor que imagino
en tus manos cuando entrelazando mi cabello me despiertas,
¡ay amor cuánto espejismo!,
¡cuántas puertas abiertas y nadie en ellas!,

¡cuánto espejismo!,
¡descubre conmigo la mentira de tanto falso sonido!,
¡aprende de la verguenza jamás masificada!, y que al mirarnos a los
ojos tan sólo sepamos, el amor es simple mi amor,
el amor es simple, anoche lo descubrí,
entre tanto espejismo por fin, entre tanto espejismo.

T de S
MRGC
Namaste