viernes, 5 de julio de 2013

Cuando alguna vez

Cuando alguna vez

Cuando alguna vez te pase
que te abrace el sueño en el
único árbol del paisaje,
y que de lejos sientas los ruidos
de los deseos que vienen por ti,
por tus secretos,
por la nostalgia de tus brazos,
cuando alguna vez con tus manos
puedas atrapar el fanatismo de unos ojos cuando lloran,
entenderás mi amor,
ese amor que habla las más de las veces
sin tiempo y sin palabras,

cuando alguna vez alguien
te proponga un vuelo,
y tengas que congregar todos los miedos,
todas las ilusiones,
y todos los instantes
para acallar tu voz en torno al abismo,
entenderás por qué mi amor tiene que
imaginarse un mandato,
paso tras paso con su frente amplia,
como un amor de tarde que piensa en cuándo llegarás,
si mirar el reloj como se mira un arco iris,
a veces un supuesto entre ser y no ser,
a veces una sonrisa anterior a las máscaras,

cuando alguna vez el amor
te arranque del mundo,
y tu alma entre los barrotes pretenda escapar,
y entre amar y no amar libres tu cuerpo
de cerrojos y te asomes a la verdad,
el hecho será haber llegado,
el amor, la altura desde la que te arrojarás,
porque mi amor a tientas se adelantará a tu cuerpo,
y el olvido será tu preferido rincón,
y si el corazón es una constante, será la constante
que persuade a los silencios,
buscándote, robándote,
porque tú sabes que vives en mí y yo en ti.

¡Ay del sueño que tantas veces me encuentra
y tantas no sabe quien soy!,
¡ay del amor cuando mi boca permanece
a la espera de tu boca!,
cuando alguna vez quiera quedarme un poco más, dime que sí,
y el ayer pasará lentamente,
y la vida nuestra será un sólo ademán,
una esperanza que vuelve como un hijo pródigo,
una natural tendencia,
un quizá.

Cuando alguna vez mi amor te diga que te ama,
dile TE AMO también.

T de S
MRGC
Namaste