miércoles, 31 de julio de 2013

Consecuencia

Consecuencia

 
Casi como una consecuencia
del amor, o de los arroyuelos
que corren caprichosos por mi
rostro, o de los ojos de hierba
que me atacan cuando tu mar,
así, como olas venidas desde el
hondo abismo de la tempestad,
recolectando todo mi tiempo,
desnudando mi cuerpo como
avanzando día por día, así mi
mirada se posa en ti, y te vienes
mía y yo tuyo, y las lilas tempranas te
mencionan, acompañándote desde antes,
y yo a tu lado desde siempre,

casi como una consecuencia de la piel,
para que juntos soñemos en nostros,
y nosotros sea, caminar en silencio sin
creer nada de lo que se afirma, como la
sonrisa que disputa los celos, justo
al borde de la arena, casual entrega
inclinada en cuerpos, cielos de piedra
que consuelan restos viejos de naufragios,
tus labios, la lucha y la osadía,
la brama divina que brega libertad, en mi boca
lejanos ideales de a ratos verdad, un tormento
y dos angustias por haber roto las cadenas
que impone la rutina,

casi como una consecuencia cierta y
firme de la vida, describiendo bajo
el sol su horizonte, y tú en mí ese hombre
de disipadas nubes, vagabundeando en las
mañanas, emergiendo de las noches, y yo
de ti esa mujer, descalza, abierta, tímida de
lágrimas, de mil palabras incesantes de corazón,
así la razón aleteando entre gorjeos,
mientras sigamos el uno junto al otro, del amor
podemos esperar el amor,
a pesar de nuestra decisiones,

casi como una consecuencia al márgen del cielo,
entre dos mañanas y la mitad de su luna,
desarraigando los árboles en espigas de luz,
consecuentes con el amor entre tú y yo,
hecho de todas las cosas, camino que se
aleja de todo, un amor eternamente en fuga
como la arena entre los dedos,
un amor que entre nos será un sendero,
como ellos que emigran,
como los pájaros que tú y yo teníamos
dormidos en el alma,

casi como una consecuencia al alba,
el camino se nos atreve, a la orilla de nuestros labios.

T de S
MRGC
Namaste