viernes, 12 de julio de 2013

Amores de mi calle

Amores de mi calle

 
Desnudando palabras,
las que en la vieja noche
muy vieja,
vibran en el árbol que
esconde mis frutos,

¡mira a la eterna casona
que a las rosas acaricia!,

los amores y mi calle en mis brazos
muy adentro, el aliento de sus
piernas en mi piel, los amores con mi calle
son mi cuerpo y tu cuerpo, el viejo amor mío
muy mío,
como un lento laberinto en el pecho,

"y entre tanto yo supongo, la luna tan nueva
como espectral, brilla en la mirada de ese
misterio",

los amores de mi calle, un hombre y una mujer
que se dicen, que se penetran,
que se matan poco a poco besándome a traición,
robándome la espalda,
dueños de mi pasión,
como un silencio que llena y se despierta desnudo,
así el mundo de mi calle,
los amores mi paisaje de viejos labios, y labios que deseo,
manos que piensan que todo lo saben,
y tarde muy tarde,
los amores de mi calle como ecos de un suspiro,

¡mira las aguas del río, sus olas enamoradas parecen
robarle la inocencia a la arena!,

amores de mi calle, ¡déjenme llegar!,
¡he caminado tanto sin poder arribar!,
¡quisiera poder cruzar el fin de los encierros,
encontrar el rastro de una mirada,
un corazón detrás de un vidrio fácil!, como un niño,
como un paraíso perdido que de pronto los amores dejan
a mitad de la calle, ¡ay amores de mi calle!,
si se acercan un poco más me perderán,
si se aquietan un poco más conquistarán,
la memoria de una ausencia,
los distantes ojos de las hojas cuando el rocío ha pasado,

¡y en ti, para poder soñarte y en mí, entre susurros
sintiéndote caer y yo en ti!,

amores de mi calle,
los que con gotas de nadie surcan el aire y ahogan,
¡quiéranme!, para poder descansar en sus abrazos,
¡déjenme!, quisiera un sitio de amor en el que he vivido,
un silencio tan callado como un grito
pidiéndole a un amor que no me olvide,

¡oh amores de mi calle!,
así,
así de tanto amor
mirando lo que no he visto,
a los amores de mi calle por testigo,
fugitivo en su pensar.

T de S
MRGC
Namaste