viernes, 26 de julio de 2013

Amor

Amor

 
Amor,
me pierdo en tu crepúsculo
cuando la tarde, como la piel,
se me escapa entre los dedos,
y cae la noche en mi cuerpo
como una moneda con sus dos
caras, una, la de amarte derramando
en pedazos de sol por cada pensar
que te trae, otra, el sentir que me
apreta el alma y pregunta insistente ¿dónde estás?,

amor,
mis palabras son un libro que
siempre, siempre se nutre de ti,
de tus ojos, de tus labios, hasta
de tus heridas, porque mis poemas
saben que eres mía, mía, como mías
las mitades de la luna que hacen del
cielo, dos, un gigante alimentado de
sueños, una estrella a veces muriendo
entre el luto de una huída y la distancia,
y mi corazón que de a ratos calla,
¿dónde miras cuando piensas en mí?,

amor,
la ansiedad de mi pecho es seguir
tu camino, mi destino me dice que eres tú
desde antes, por lo que resta, el desarraigo
de un árbol que crea al viento con sus hojas,
las sombras de un silencio y el incencio de
todos los miedos que me alejan de ti, amor,
descubrir, mis ojos abiertos a tu boca penden
de un frágil aliento de tu alma,
¡llego a ti como el rocío de la ausencia!,
¡te desnudas en mí¡, como el eco de una
ola nostalgiosa en la arena,

amor,
mis pájaros duermen, mi esencia
cruza el fuego de tus sueños y te arranca
el corazón, mi pasión es en ti, la sed
de mis versos, ¿dónde está el tiempo
de si estuvieras?, ¿dónde el puerto
en que anclan tu mar y mis secretos?,
¿dónde los deseos, como góndolas
con alas, fugaz canto de mi ternura
en flor?, amor, amor, escribo tu nombre
con letras de luz, mientras mi nombre
golpea insistente las ventanas,
queriendo escapar de mi,

amor,
no estás aquí, no oyes mi gemido,
ni mi último grito, ni el aleteo de olvido
de mis mariposas cuando te beso en
soledad, amor, quizás, ¡si tú me mordieras!,
¡si llegaras a mí en abanicos y te vinieras
mi dueña, la casual entrega de un beso
renaciendo en primavera!, amor, amor,
¡para esta palabra sólo tu sonrisa basta,
tu sonrisa, aunque me cueste creerlo!,

amor, cegas mi voz con el agua de tu mirada.

T de S
MRGC
Namaste