miércoles, 31 de julio de 2013

Acuarelas

Acuarelas

 
Aire en el tiempo,
quizá sea una palabra,
tal vez una ruina prevista
de tanto recordar
forzando al corazón a que
todo tenga sentido, hay agua de río,
mis trayectos contigo me inventan
a cada paso una verdad,

y entonces las paredes se vuelven acuarelas,
igual que Becquer o Benedetti o Neruda
o el mismo Miró,
la boca espera y desespera,
los labios son un cordaje de silencios
para los versos,
si revolución o primera mirada,
si traje blanco sujeto por la espalda o alas a la razón,

aire en el tiempo,
y en el pecho la impaciencia de sentir como todo se
desprende,
mis verbos me desgarran,
mis fantasmas no encuentran sitio en mis ojos,
a veces quisiera la soledad de un viejo rito,
y los espejos por los que una vez huimos,
y un arco iris,
y la escondida memoria que la esperanza por tanto sueña,

¿sabes?, mi vida es una tregua,
una suspendida vanidad para poder ser,
ese aire en el tiempo y el después, para poder descubrir,
si brevemente amar aunque no sea para siempre,
si ser quien vuelve y vuelve
a los viejos sitios,
a las elegidas nubes,
a la vigilia del sol sin nada preguntar, a la luna,
como mi última ventana recién nacida,

acuarelas,
que me inventan entre el nosotros y el azar,
palabras que no me dejan pensar, de colores
como la flor de tus manos,
esos colores de la puerta de mi albedrío,
acuarelas, para encontrar tu cuerpo y hacerlo mío,
para reclamarle al amor los colores de tu mundo,

aire en en el tiempo que
quizá sean susurros,
mejor te invento con acuarelas,
como una forma de tenerte cerca.

T de S
MRGC
Namaste