lunes, 29 de julio de 2013

Abrázame, te necesito

Abrázame, te necesito

 
A veces cuando te siento,
te vuelves parte de mi tormenta,
me sucede cuando me desnudo en poemas
y siento tu voz muy cerca de mi,
desgarrando mi piel,
pulsando mis versos,
¡no estás remota sino aquí!,
yo escribo mientras tú vibras,

a veces cuando te siento,
no es fácil ser yo y sin embargo,
sueño que te cuelgas en mi, compartiendo
mi mundo, como si te preguntaras
qué es este amor tan intenso que no
te deja alejarte de mi, como si me
pertenecieras, y yo a ti, como si aceptaras todo lo
que soy, lo que he sido, lo que
intento y lo que jamás podré,

a veces cuando te siento,
te me atraviezas entre los párpados,
me robas el aliento de palabra en
palabra y me dejas loco, loco por vivir,
loco por hablar, loco por ir a buscarte,
con ganas de todo al mismo tiempo, de tus
ojos, de tu boca, de tus manos en mi cuerpo,
de tu sexo en mi sexo, ganas de ti,
ardiendo, explorando, latiendo, esperando,

a veces cuando te siento,
siempre queda algo por lograr,
una frontera más allá de ti, un intervalo
casi oscuro, un mundo donde más que besarte,
una entrega en la simpleza de acostarnos juntos,
una rosa, más que ninguna otra cosa,
un amor y un pedido,
“abrázame, te necesito”,

a veces cuando te siento,
caigo en que nada tiene de malo decirte
que te extraño, que te echo de menos, que sin
ti el cielo se vuelve gris, que se me rompe
el corazón de tanto y tanto y tanto
repetir tu nombre, a veces soy ese hombre
que encuentra en ti, todo, la espiga, el rebelde
cabello, el aroma de tus deseos, y el
te quiero de tu mirada,

a veces prescindo del mañana y el placer de
pensarte, es todo mi signo de libertad,

a veces no me hace falta más que esta verdad,
que me ames no es poco.

T de S
MRGC
Namaste